Feliz Día del Periodista / Agurren ordua

Han sido semanas muy duras, donde los sentimientos han estado a flor de piel. Tal vez por eso reconforta que en un día tan señalado nuestra historia, la de todos los que amamos esta profesión y padecemos también sus sinsabores, haya encontrado su hueco en la prensa escrita.

Hemos contado muchas veces nuestras razones. Sin embargo, en muy pocas ocasiones hemos hecho público el lado humano de nuestra historia. Lo que estos 15 meses han supuesto a quienes tienen que poner buena cara -y mejor voz- ante un micrófono. Informar de otros conflictos laborales y convivir en silencio con aquel que te afecta. Profesionalidad.

ELCORREO

image1

«Hemos demostrado la profesionalidad de la que han carecido nuestros gestores»

La radio pública vasca pone el marcha el plan de regularización de su plantilla con el despido de veintinueve trabajadores

De repente comenzó a sonar el WhatsApp en todos los teléfonos adscritos al grupo de condenados. El mensaje era escueto. «Que me voy a final de mes» comunicaba a sus compañeros uno de los trabajadores de la radio pública vasca que ya han perdido su empleo o, salvo escasas excepciones, lo tendrán que abandonar sin remisión en fechas próximas.

Ocurrió el pasado 21 de mayo. Ese día la dirección de EiTB inició la ejecución de una sentencia pronunciada catorce meses antes. Era el desenlace, por esperado no menos cruel, de un proceso de regularización de 79 contratos realizados cuando el ente estaba encabezado por el actual presidente del PNV, Andoni Ortúzar (1999-2009), y que en ese último año la Inspección de Trabajo determinó que no se acogían a la legislación laboral. «Un error de la dirección» que a finales del pasado mes comenzaron a pagar los empleados.

El largo período regulador que separan ambas fechas ha acogido un proceso que primero convirtió a los afectados en empleados indefinidos, pero no fijos, y que luego, tras un acuerdo alcanzado en abril de 2014 por la dirección –ahora gestionada por Maite Iturbe– con los representantes de PNV, EH Bildu y LAB en el consejo de administración, derivó en la obligación de que los afectados pasaran por un concurso público de empleo «no pensado para ellos», como les reconocieron varios de los dirigentes de EiTB.

La exigencia de un perfil lingüístico del euskera inexistente hasta ahora en la casa y que ni siquiera han logrado superar algunos que trabajan desde hace décadas con ese idioma o premios Euskadi de literatura les cierra cualquier puerta.

Atrás queda un tortuoso tiempo teñido de angustia. «No te pueden anunciar que te van a despedir y tenerte catorce meses hasta que decidan cuándo. Necesitas saber qué vas a hacer con tu vida», se quejan algunos de los afectados. Porque nadie puso fecha de caducidad a su trabajo hasta aquel 21 de mayo. Entonces, Mikel, Idoia, Aitor, Amaia o María, entre otros, por fin conocieron el día en que debían abandonar un puesto laboral que, en algunos de los casos, habían ocupado desde hace más de dos décadas.

«Corredor de la muerte»

El «corredor de la muerte» comenzó a aligerarse una semana después de aquella comunicación oficiosa realizada, vía telefónica, por un miembro de la administración que consideró insuficiente un simple correo electrónico, como se planteaba desde la dirección del ente. La ronda para serles notificados los cesos en un despacho donde no había ningún alto cargo ejecutivo comenzó el día 28 de mayo. Fue Mikel quien la inauguró para comprobar en persona la frialdad del proceso. Una carta de despido, un cheque que compensaba otro error administrativo en los plazos de notificación y un CD explicativo del ERE abierto en EiTB, pero que no les afecta, constituían el gélido guión de la despedida oficial.

«Como fui el primero, fui también el encargado de explicar a mis compañeros qué ocurría en aquella oficina», explica Mikel, nuevo integrante de la larga lista de parados vascos. Fue también el primero en recibir el apoyo del resto de los trabajadores de EiTB que se arremolinaron para homenajear a los despedidos. Un tributo que se repitió a lo largo de la jornada, tanto cuando los extrabajadores abandonaron el despacho como cuando, una vez terminada la jornada, dejaron el que durante años fue su puesto de trabajo. Y un reconocimiento ofrecido en directo también por los propios oyentes de la radio cuando algunos de los afectados tuvieron la oportunidad de decir adiós en antena.

Recuerda Idoia el «alivio» que sintió cuando por fin se puso fin a catorce meses «de maltrato, de mal trago tras mal trago». «Estoy muy contenta y muy tranquila porque, aunque estamos fuera, hemos ganado. Hemos demostrado nuestra profesionalidad hasta el último minuto por amor a este trabajo, a los oyentes, a la radio. Nos hemos portado con gran dignidad profesional. Hemos dado una lección humana brutal en este ERE encubierto desde el minuto uno. Han ejecutado una acción que pensaré que es política y que nunca ha contado con la propia radio. Hablará la Justicia y hablará la almohada de cada uno de ellos», asegura en referencia a los promotores del plan de despidos. «Me voy en mi mejor momento profesional fruto de una gestión nefasta, pero se ha incrementado mi amor por esta profesión», agrega Amaia.

«Ingratitud y traición»

María es de su misma opinión. La «ingratitud y la traición» de los rectores del ente queda compensada por «el reconocimiento de tus compañeros y de tus oyentes. Lo que la dirección no ha hecho. Te forman, te hacen dar lo mejor de ti y luego te dicen que no les sirves», subraya. «Fueron días que no se los deseo a nadie. Hemos llorado lo que no está en los escritos. Pero también hemos dado grandes muestras de dignidad frente a lo que nos estaba pasando. Ver a tres cuartas partes de la plantilla que se encontraba en la redacción aplaudiendo a la gente que salía de recoger su finiquito es terrible », sostiene uno de los 79 ‘regularizados’ que todavía no ha recibido la notificación. Sí tienen fechas otros compañeros, porque este verano está previsto que varios de ellos deban recoger sus pertenecias y dejar la emisora.

«Me voy a la calle, pero el día de mi despido ha sido uno de los más felices de mi vida profesional porque me he dado cuenta de los compañeros que he tenido durante este tiempo. Hubo quien vino fuera de su turno para despedirnos. Porque hemos estado hasta el último minuto dando muestras de una profesionalidad de la que han carecido nuestros gestores», recuerdan. «Llevamos quince meses con esta historia y apenas ha habido un 1% de bajas pese a que se dan circunstancias muy duras. Hay gente que en este período le han surgido piedras en el riñón o ataques de migrañas, por toda la tensión soportada, pero han vuelto a trabajar porque su baja no se estaba cubriendo y estaban dejando en la estacada a sus compañeros», asegura un trabajador que aún debe permanecer en «el corredor de la muerte» a la espera de conocer cuándo deberá firmar su finiquito.

En total han sido veintinueve los trabajadores de la radio pública vasca que han sido despedidos a finales del pasado mes de mayo, una pérdida profesional que la prestigiosa e histórica reportera catalana de Televisión Española Rosa María Calaf calificó recientemente de «descapitalización, de clara malversación de fondos públicos».

Uso «fraudulento» del euskera

Los afectados denuncian que el objetivo real de la dirección de EiTB encabezada por Maite Iturbe es reducir la plantilla

Lo tienen claro. «Ha sido un proceso para aligerar la carga que les suponemos y para ello se han valido del euskera. Es una utilización fraudulenta de nuestro idioma», opinan portavoces de los afectados al explicar cómo el concurso público de empleo a que se han visto obligados a someterse prima la capacitación lingüística, sin reconocer cualquier otro tipo de valor profesional. «Hay gente que en las pruebas ha obtenido unos resultados extraordinarios, de los mejores, pero no les vale para nada porque nunca llegarán al nivel de euskera que exigen. Muy superior al que tiene la gran mayoría de los trabajadores fijos del ente», añaden. «Seha utilizado el euskera como cortina de humo para justificar esta decisión, la reducción de la plantilla. Una simple excusa».

«Obligas a ese profesional con el que no vas a contar a pasar un proceso selectivo para tener la coartada perfecta para echarle a la calle. La crueldad es que te hacen ver que tienes la obligación de hacer un examen en el que no quieren contar contigo. ¿Para qué? Para desgaste, para que te convenzas de que no vales para esto», manifiestan los despedidos.

En su opinión, fueron los gestores del ente «los que contrataron mal y en lugar de asumir su error decidieron solucionar el problema cargándose a los trabajadores. Contrataron mal a gente que había entrado bien. ¿Por qué tenemos que pagar un error político que hace un equipo de gestión?». Recuerdan que la Inspección de Trabajo les convirtió en indefinidos y que la empresa se inventó «una categoría: al indefinido le pone el apellido no fijo, con la excusa de que para ser fijo en la plantilla de EiTB tienes que pasar un concurso público. Supedita la regularización de esos contratos a la celebración de una prueba, con reglas de juego no incluidas en las anteriores».

Han fallado tanto el fondo como la forma. Los 79 trabajadores despedidos o cerca de perder su empleo no sólo son víctimas de un error ajeno, sino que también han tenido que soportar un proceso de descrédito. «No son vascos y entraron mal», es el mensaje que ha adoptado incluso algún representante sindical. «Estaba claro que les faltaba una coartada para echarnos», dicen. «Hemos tenido que oír que éramos nosotros los que estamos dañando la imagen, nosotros que durante todo este proceso hemos hecho todo correctamente », señalan.

Pero el proceso no ha conseguido erosionar su amor hacia la radio pública. Por ello denuncian que al final «aquí no sobra nadie. Se precariza el trabajo. Nos hemos quedado sin la noche, que ya no es una emisión en directo desde la una hasta las cinco de la mañana, salvo los boletines horarios. Y gran parte de la programación del fin de semana son reemisiones de programas, música…. Reemisión constante, una merma de la calidad absoluta y una merma al derecho a la información de la gente de este país. ¡Qué menos que una radio pública tenga gente haciendo las cosas en directo!», relatan.

Las audiencias lo reflejan. «Evolucionan negativamente desde que empezó la gestión del equipo de Iturbe. Y eso que las maquillan uniendo datos de todas las emisoras en euskera, incluidas las musicales. Parece que quieren acabar con las de castellano».

379354_10151274430888100_1257731045_n Lee la versión online

https://despidosradioeuskadiirratiakaleratzeak.files.wordpress.com/2014/06/noalerebdefopiar.png?w=250&h=250     https://despidosradioeuskadiirratiakaleratzeak.files.wordpress.com/2014/06/noalerebdefopiar.png?w=250&h=250     https://despidosradioeuskadiirratiakaleratzeak.files.wordpress.com/2014/06/noalerebdefopiar.png?w=250&h=250     https://despidosradioeuskadiirratiakaleratzeak.files.wordpress.com/2014/06/noalerebdefopiar.png?w=250&h=250     https://despidosradioeuskadiirratiakaleratzeak.files.wordpress.com/2014/06/noalerebdefopiar.png?w=250&h=250     https://despidosradioeuskadiirratiakaleratzeak.files.wordpress.com/2014/06/noalerebdefopiar.png?w=250&h=250     https://despidosradioeuskadiirratiakaleratzeak.files.wordpress.com/2014/06/noalerebdefopiar.png?w=250&h=250     https://despidosradioeuskadiirratiakaleratzeak.files.wordpress.com/2014/06/noalerebdefopiar.png?w=250&h=250    

Igandea egun berezia da. Irratia maite dugunok BERRIAn  Xabier Lasaren iritzia irakurtzen dugu astero. Bere ikuspuntu pertsonaletik, irratiaren egoera aztertzen du astea amaitzerakoan.

Eskerrak eman nahi dizkiogu azken urte hauetan gure lanarekin kritikoa izateagatik. Kritikek min egiten dute batzuetan, baina oso garrantzitsu eta aberasgarriak dira gure mikrofonoaren aurreko lana hobetzeko.

Honengatik guretzat oso inportantea izan da joan den ekainaren 7ko artikuluan hain modu sentituan bere agurra jasotzea. Gehienek gure istorioa/arazoa/afera azaletik kontatzen badute ere, Lasa dogmatan sinesten dutenekin ere kritikoa da.

berriaB

BERRIA

UHINETATIK TIRAKA

Agurren ordua

Badoazenak. Zenbait esatari estimaturi «banoa hemendik» esaten entzun diegu egunotan EITBn. Agur pertsonal ugari eszenifikatu zaizkigu jada, bihotz taupadak bizkortzea eragin dizkiguten horietakoak. Igande eguerdian egokitu zitzaion, konparazio batera, Aitor Elduaieni. Geldirik egon ezinaren paradigma den Josu Iztueta eraman zuen estudioetara. Agur, bada, naturara itsatsitako abentura eta kirol zaleen ehiztari punteri zorrotzekoa izan dugunari. Maisua izan da euskarazko hizkera, joskerak, esaerak, hiztegia eta abar sortzen eta erabiltzen ahozko kontakizunen generoan; eredugarri, oso euskalduna den baina erdarakadetara jotzeko joera daukan mundu horretan. Hori bai, harridura pixka bat ematen du Roge Blascoren kasuan ikusi den aktibismo hori (sinadura bilketa) ez sumatu izana Elduaienekin, nahiz eta haren sinpatia korronte eta identifikazio berbera -edo antzekoa, proportzioan- eragin euskal munduan.

Geratzen direnei. Garratz jardun zuen Gorka Angulo tertulianoak maiatzaren 29an Ganbara-n. Azken laneguna zuten Maria Suarez eta Iratxe Martinezi elkartasuna adierazi, kaleratzeak sektariotzat jo, eta arrangura agertu zuen REn ba omen direlako zenbait kazetari, inoiz ez zaienak euskararen irizpidea ezarri, eta, agian, euren meritokrazia izango delako adiskide jakin batzuk edukitzea edo eta karnetak eguneratuta edukitzea. Gutxitan identifikatu naiz Anguloren iritziekin, euskararen kontuetan batik bat (urrutira gabe, tertulia berean eginiko gogoeta: eskuineko nabarrismoa ez da euskarak Nafarroan jasaten duen jazarpenaren eragilea). Baina, oraingoan, pittin bat arrazoia eman beharrean nago, REn beti-betiko zenbait esatariri torpedoa jaurtitze horretan behintzat. Ez zuen zehaztu zeinengatik ari zen, baina, antza, euskara beti urrun samar geratu izan zaien horiengatik izango zen.

Kontrastea. Ez baitzitzaien arrazoirik falta kalera doazen REko kazetariei maiatzaren 9an BERRIAn argitaratu zuten artikuluan: irratian ametitu zituztenean, ez zieten euskara ezagutzeko baldintzarik eskatu, baina, harrezkero, sakrifizio pertsonal galanta egin dute hizkuntza hori bereganatzen; berez egin dute hizkuntza horren unibertsorako hurbilketa. Eta kontrastea totala da: hatz bat mugitu ez duten beti-betiko horiek irratian geratzen dira, eta gehien saiatu direnak doaz kalera.

Irakurri logo_berria -n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s