Nuestra voz… también en el Parlamento

Este miércoles el Colectivo “Despidos Eusko Irratia Kaleratzeak” tendrá voz propia en el Parlamento Vasco. Ha tenido que pasar más de un año, una CPE repleta de irregularidades y el anuncio del primer ERE en el sector público vasco para que, ahora sí, la Cámara nos permita acudir como “afectados” por todo este proceso.

Dos representantes del Colectivo tomarán la palabra. Dos voces para trasladar un mismo mensaje: era un ERE y todos lo sabían. En realidad, no será la primera vez que nos oigan. Durante este tiempo, nos hemos reunido con muchos de los políticos que,  esta vez, no podrán “escenificar políticamente” su sorpresa ante nuestra versión. Todas y todos conocen ya esas claves y además por nosotros mismos.

Y eso es lo que haremos… otra vez. Ahora sí, con luz y taquígrafos. Contaremos nuestra visión al igual que cada uno de los sindicatos representados en Eusko Irratia,SA:  ELA, LAB, ESK y CCOO.

manifa2

Por lo pronto, continúan las movilizaciones. Mañana ESK Bizkaia ha convocado a los trabajadores y a sus delegados en todo ese territorio histórico a una concentración a mediodía ante el Palacio de Justicia de Bilbao. En su interior, se juzgarán las bases de la CPE. Y es tan sólo uno de los 3 frentes judiciales de esta convocatoria pública de empleo destinada a destruirlo.

Hoy mismo la sección Independientes-ESK ha dado a conocer su diagnóstico antes de la comparecencia parlamentaria:

«Luchando hacemos futuro»
Dogmatismo,  estructuras férreas y prepotencia. La combinación de esos elementos y la falta de diálogo han provocado el primer ERE en el sector público vasco. Son las eternas taras de la patronal, en este caso, del Gobierno Vasco; pero resultan bochornosas en un sindicato de clase o en una coalición política que dice tener  “en la mayoría social trabajadora su referente fundamental”
ESK renueva  su denuncia. Censuramos el apoyo y actitud actual de los representantes de EH Bildu y LAB ante la decisión del Consejo de Administración de amortizar 30 plazas en las emisoras de radio de EiTB. Tras las aparentes decisiones consensuadas por la izquierda abertzale, se esconde en realidad un incierto acuerdo con el PNV y la dirección de EiTB que debilita el servicio público para fomentar una radio multimedia y  bilingüe. Cueste lo que cueste, aunque para ello sea imprescindible echar mano de la reforma laboral del PP. Poco les importan los derechos laborales de trabajadores indefinidos con una larga trayectoria que amerita su desempeño profesional.
EH Bildu y LAB prefirieron comprar el argumento regulador a la patronal antes de cuestionarse la consecuente destrucción de empleo. Quiso la casualidad que  EiTB, la primera empresa pública en presentar un  ERE, lo anunciara  en enero, al día siguiente unas elecciones sindicales. También quiso la casualidad que  varios consejeros de EH Bildu y LAB fueran llamados al orden por las consecuencias de sus decisiones. Algunos tuvieron la decencia de dimitir por razones personales. Pero otros son coherentes: sabían que se eliminarían puestos de trabajo;  que habría un recorte en redacción y no entre los gestores y cargos de confianza;  pero no les tembló el pulso al votar y siguen en sus cargos.
Tras decenas de concentraciones y tres huelgas históricas, el Parlamento Vasco pidió la paralización del ERE y la dimisión de la directora general y el jefe de recursos humanos.  EH Bildu apoyó la petición de dimisión, LAB criticó el ERE… pero hasta ahí.  El sindicato abertzale no han sido capaz de mantener esa oposición en el órgano que, según el Lehendakari, es soberano: el Consejo de Administración. Gracias a ellos, continúa adelante este Expediente de Regulación de Empleo que se nos atraganta como trabajadoras, mientras a otros les abre el apetito.
ESK defiende la seguridad jurídica de todas las personas trabajadoras, denunciando ante los tribunales las múltiples irregularidades de la Convocatoria Pública de Empleo y la conculcación de derechos laborales de las personas potencialmente afectadas por una supuesta regularización. Durante este intenso año, la sección Independientes-ESK ha buscado el acuerdo con el resto de sindicatos, primando la unidad ante la destrucción de empleo. Hemos dialogado con todas las partes implicadas para que nadie se llamara a engaño. Y puede que hayan conseguido engañarles, pero a nosotras no.
Tal y como recoge la ponencia de la IV Asamblea General de ESK, “luchamos pensando en el futuro”. En el futuro de un medio de comunicación público desacreditado por la misma clase política que suplica sus favores.  El propio lehendakari ironizaba, o tal vez no, ante el Parlamento con un “ya me gustaría a mí que (EiTB) fuera tan proclive al PNV” Gracias, Lehendakari. Ningún presidente de gobierno ha sido jamás tan irónicamente sincero en sus pretensiones. Siempre lo intentan a través de jefes de prensa, de especialistas secundarios… Pero un lehendakari nunca, y menos en sede parlamentaria. Ante la misma Cámara a la que ningunea durante más de dos meses. Enrocado en su papel, Urkullu -con la inestimable y discreta ayuda de EH Bildu y LAB- mantiene en sus puestos a la directora general de EITB y al jefe de Recursos Humanos. A los mimos cuyas dimisiones fueron exigidas por la mayoría política representada: todos los grupos políticos, salvo el PNV. Es la decisión de un lehendakari no dado a las grandes euforias, pero sí al incumplimiento de su palabra. El mismo que aseguró que con EITB no pasaría lo que ocurre en otras televisiones autonómicas o en la propia RTVE. Y pasa.
Este no es un ERE de extinción, sino de extenuación tras más de un año de conflicto. Todos lo sabían: era un ERE, no una simple Convocatoria de Empleo. Lo podrán vestir de regularización laboral, desacreditando nuestra labor sindical, utilizando partidistamente la reputación de los profesionales… Estamos ante la “solución final” para limpiar las consecuencias de la cuestionable gestión de Andoni Ortuzar al frente de EITB y valiéndose para ello del silencio, intencionado o no, de la izquierda abertzale.
ESK asume sus fallos. Entre ellos, sin embargo, no está la falta de diálogo o la capacidad de consenso de nuestras decisiones. Ponemos en valor la movilización de las personas trabajadoras creando estructuras que nos unan por encima de afiliaciones. La propia sección sindical Independientes-ESK en Radio Euskadi es buena prueba de ello. Porque en este conflicto nunca hemos buscado una mayor afiliación, sino estructurar la defensa del colectivo más débil. Con el triste honor y la inmensa responsabilidad de afrontar el primer ERE en el sector público vasco.
Porque «luchando hacemos futuro»
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s